LANDE

Las punzonadoras de chapa en bobinas del modelo LANDE son líneas de punzonado de elevada productividad.

Como el modelo OROBIA, el sistema está equipado con herramientas no giratorias y la unidad portaherramientas puede montar una gran cantidad de punzones (hasta 20, en estaciones A, B, C y D): por ello, LANDE es la solución ideal para quienes necesitan ejecutar una gran variedad de deformaciones optimizando el tiempo de producción.

Las punzonadoras de chapa en bobinas del modelo LANDE son líneas de punzonado de elevada productividad.

Como el modelo OROBIA, el sistema está equipado con herramientas no giratorias y la unidad portaherramientas puede montar una gran cantidad de punzones (hasta 20, en estaciones A, B, C y D): por ello, LANDE es la solución ideal para quienes necesitan ejecutar una gran variedad de deformaciones optimizando el tiempo de producción.

Mediante la interpolación de todos los movimientos de la máquina (movimiento de avance de la chapa, movimiento transversal de los cabezales de procesado y control de la posición del martillo), es posible cortar cualquier forma o figura geométrica directamente de la bobina, tanto en caso de materiales metálicos (hierro, acero inoxidable, cobre, aluminio), como no metálicos (PVC, nylon, teflón): no existen límites para la elaboración de orificios, ranuras o descantonados; además, el proceso de deformación es más rápido, gracias a poder equipar la máquina con una gran cantidad de herramientas, incluso de gran tamaño (hasta la estación D), evitando las operaciones de mordisqueo.

È Es posible marcar las piezas producidas con el propio logotipo, practicar estirajes y aberturas de ventilación, formar nervios de refuerzo y pequeños canteados, trazar referencias para pliegues: todos los procesos – incluido el corte – se ejecutan mediante herramientas mecánicas que no producen humo ni escorias incandescentes, no perjudicando así los acabados superficiales ni las posibles películas protectoras de los materiales procesados.

Las herramientas se activan por medio de un martillo, cuyo accionamiento se ejecuta mediante un sistema mecatrónico altamente fiable de nueva generación que garantiza una elevada precisión de posicionamiento con una reducida potencia eléctrica instalada: gracias a este dispositivo, LANDE transmite al punzón sólo la fuerza realmente necesaria para procesar el material, asegurando un alto ahorro energético y posicionando el punzón con una precisión de unos pocos centésimos de milímetro.

Por otra parte, el uso de motores lineales y par garantiza una elevada velocidadprecisión de posicionamiento y ausencia de holguras y desgaste, además de un mantenimiento muy reducido: factores fundamentales para asegurar un acoplamiento perfecto punzón-matriz.

Por último, diferentemente al modelo OROBIA, el sistema tiene la misma conformación que el modelo ALPI, con el que comparte la ventaja de poder trabajar con una anchura máxima (ancho útil/de trabajo) de 1500 mm.

El modelo LANDE se presenta en dos series con diferente tonelaje, para adaptarse mejor a las necesidades de cada sector de producción.

Encuentra la mejor solución para ti
Contáctenos para más información